Sin título, por Starosta

ocupcion_atocha_49_23_

a veces gritan, escupen, putean, se quejan, les pegan, se dejan de joder. después se toman un vino en la arena se duermen sin pena hasta el amanecer. el croto no es dueño del tinto que toma, de la nafta que lo lleva, ni del camión, ni del tren, ni del pucho que se fuma, ni de la lampara que le cuelga, ni del gas, ni del agua, ni del querosen, ni las gallinas, las vacas, la tierra, las latas, ni de los aviones que ve, las rutas que recorre, teléfonos que ignora, ni de las voces en la radio, ni las noticias de ayer.

———————————————————————————————-

-Todo pasa, tata Dios, menos el dolor… Mi mujer se puede ir con otro; habrá momentos en los cuales no tendré ganas de cantar; cuando sea viejo no montaré el pingo; el hijo hará rancho aparte; se puede alzar el perro; caerse la casa… Y a mí no me restaría un compañero. Un compañero para contarle despacito las penas, las tristezas de la vida; que me haga sentir su caliente mano de varón y que sea callado y fiel -

Entonces, Dios le regaló el mate amargo.

———————————————————————————————–

A Starosta, el idiota

Escribe un comentario